Estamos en Twitter Estamos en FaceBook

Quienes Somos

En la Institución Educativa “Salesiano Don Bosco” optamos por una propuesta curricular basada en capacidades – destrezas y valores -actitudes a través de contenidos y métodos. La capacidad es una habilidad general que tulipa o puede utilizar un aprendiz para aprender, y una destreza es una habilidad específica para aprender; y un conjunto de destrezas constituye una capacidad.

Educar sin valores sería robotizar, por eso optamos por una propuesta de valores desde el currículo. Hablar de los valores en la educación no es un tema circunstancial o colateral, sino que está en la médula de la acción educativa, por eso hablar de educación es hablar de valores. El valor está constituido por un conjunto de actitudes, y por tanto suele ser más amplio, el valor actúa como fin y una actitud es un medio para lograr un valor.

Los contenidos son medios para conseguir una amplia gama de objetivos (capacidades – valores). Los contenidos sirven a la escuela como trasmisora de cultura y creadora de cultura. Lo importante para nosotros no son contenidos, sino capacidades y valores, que se logran por medio de contenidos y métodos. Los contenidos deben ser manejables teniendo en cuenta de que un aprendiz solo aprende cuando encuentra sentido a lo que aprende y cuando lo que aprende lo sitúa en lo que sabe y en lo que sabe hacer.

Los métodos (inducción y deducción), orientados al desarrollo de capacidades y valores por medio de actividades. Los alumnos aprenden de la misma manera: percibiendo, representando y conceptualizando.

La evaluación de objetivos (capacidades y valores) sólo es posible a través de actividades de aprendizaje (estrategias). La evaluación implica evaluación de capacidades a partir de sus destrezas, y de valores a partir de sus actitudes. Por tanto hablamos de evaluación de capacidades y valores. La evaluación de capacidades se elabora identificando destrezas y construyendo indicadores de actitudes para los valores.

Como institución queremos ofrecer una educación integral: formar personas y ciudadanos creyentes en Cristo, capaces de vivir como personas utilizando sus capacidades – destrezas y valores – actitudes. Y también han de ser capaces de utilizar en su vida ordinaria los contenidos y métodos – procedimientos.

 

 

Fundamentación

 

Objetivos por capacidades y valores en el marco de la sociedad del conocimiento:

En una Escuela Refundada, en el marco de la sociedad del conocimiento, lo importante son los objetivos cognitivos (capacidades, destrezas y habilidades) y afectivos (valores y actitudes). La adecuada identificación de los objetivos cognitivos es básica en esta nueva sociedad que postula el desarrollo de herramientas para aprender y seguir aprendiendo en forma de habilidades básicas, ya que los conocimientos (contenidos) cada vez son más inabarcables, complejos y fungibles en breve tiempo. Y entre estas capacidades reclama el desarrollo del razonamiento lógico (sobre todo el pensamiento simbólico), la orientación espacio-temporal (el espacio y el tiempo han cambiado de sentido debido a su inmediatez, simultaneidad y rapidez), la expresión (oral, escrita y también la informática e icónica) y la socialización (saber vivir y convivir en la contextos multiculturales y culturas híbridas). También en la sociedad del conocimiento, a pesar de sus tintes positivistas, se está llevando a cabo una nueva lectura de los valores (empresariales, institucionales y sociales) como un componente relevante y básico de la nueva cultura. Y estas reflexiones están más allá de la superada visión curricular de valores como objetivos transversales y las capacidades como objetivos verticales. Capacidades y valores son objetivos cognitivos y afectivos que se desarrollan por medio de contenidos y, sobre todo, por métodos. Pero este planteamiento exige un “desprogramarse” de viejos modelos conductistas en la formulación de los objetivos (verbos en infinitivo para aprender un contenido) Recordemos que las capacidades y destrezas son, ante todo, acciones mentales y su componente afectivo son los valores y actitudes.

Contenidos y métodos como medios en la sociedad del conocimiento: Esta sociedad reclama, en la organización de los contenidos (formas de saber) una clara distinción entre datos, información y conocimiento. Los datos (hechos, ejemplos, experiencias, conceptos aislados) son señales que envía un emisor a un receptor y por sí mismos no crean conocimiento sino que a menudo lo entorpecen. La información supone una cierta organización de los datos pero por sí misma tampoco crea conocimiento. En la actualidad los aprendices poseen una sobredosis de información y en la mayor parte de los casos escaso conocimiento. El conocimiento supone una adecuada integración de la información a partir de los conocimientos previos y destrezas básicas del aprendiz. Y ello implica seleccionar adecuadamente los conocimientos en forma de grandes síntesis para facilitar la arquitectura del conocimiento. La complejidad en la que vivimos postula una nueva organización de los contenidos priorizando la síntesis sobre el análisis, el pensar en sistemas sobre la información, crear y potenciar mentes bien ordenadas,... En la creación del conocimiento son básicas la capacidad de codificación y la capacidad de absorción. La primera implica la interpretación del conocimiento desde los diversos lenguajes y la segunda facilita la interiorización del conocimiento y su transferencia a la realidad. No basta sólo la adquisición ordenada del conocimiento (escuela trasmisora de cultura) sino también su creación (invención, innovación) para recrear el futuro y aportar valor al mismo. De la memoria de datos (memorística) hemos de caminar hacia la memoria constructiva del conocimiento (arquitectura mental) para poder transitar desde el conocimiento de algo (información previa organizada, sistematizada y transformada) al saber cómo. En la sociedad del conocimiento el saber sin el saber cómo es poco útil y su valor es escaso. El saber cómo nos lleva necesariamente al aprendizaje de métodos (competencias: aplicaciones adecuadas del conocimiento) entendidos como formas de hacer y como procesos cognitivos que desarrollan habilidades. Los métodos como formas de hacer están en relación con el saber cómo e implican en la práctica una forma de “pensar con las manos” (no bastan las acciones mecánicas y repetitivas, activismo escolar) y se orientan al desarrollo de capacidades y valores (habilidades mentales y afectivas). Y esto nos centra el aprendizaje no sólo en el qué (contenidos) sino también en el cómo (aplicación de contenidos y desarrollo de habilidades prácticas) y sobre todo potencia el para qué (capacidades y valores). La Escuela Refundada se basa en este axioma: contenidos y métodos son medios para desarrollar capacidades y valores. Y ello facilita la evaluación de objetivos (capacidades – destrezas y valores – actitudes) y por objetivos (por capacidades) donde evaluamos los contenidos y los métodos en función de las capacidades.

Profesor mediador del aprendizaje en el marco de la sociedad del conocimiento: Pero también la sociedad del conocimiento reclama nuevos roles, al profesor y a la formación docente profesional, donde, en sociedades con cambios rápidos y vertiginosos, todos somos aprendices: profesores y alumnos, adultos y niños. Y este aprendizaje es sobre todo una forma de adaptación al futuro sin perder el pasado. En este contexto no vale la nostalgia profesional: ayer se aprendía mucho y bien y hoy poco y mal. Estos tiempos pasados nunca volverán. El maestro como aprendiz será mediador del aprendizaje, mediador de la cultura “glocal”, social e institucional y también mediador del conocimiento (arquitecto del conocimiento). Y estas nuevas funciones tienen poco que ver con el pasado. Son aproximaciones claras y precisas a la sociedad del conocimiento y sus nuevas demandas profesionales. Y este aprendizaje no es sólo individual sino sobre todo institucional y grupal (en equipo) en el marco de las organizaciones que aprenden en comunidades profesionales de aprendizaje.

Esta transición hacia la sociedad de conocimiento se ha de visualizar en el aula y más en concreto en los Diseños Currriculares de Aula centrados en el desarrollo de capacidades y valores. El Modelo T, como modelo de planificación facilita el acceso a la sociedad del conocimiento ya que sirve para identificar sus elementos fundamentales y la representación mental de los mismos: contenidos y métodos como medios y capacidades – destrezas y valores – actitudes como objetivos. Pero la verdadera transición a la sociedad del conocimiento se concreta en la Planificación Corta que desarrolla el Modelo T, ya que los contenidos se transforman en arquitectura del conocimiento (pensamiento sistémico y sintético) y las actividades en estrategias de aprendizaje donde contenidos y métodos se orientan al desarrollo de los objetivos. Y ello no sólo en el papel sino sobre todo en la práctica profesional cotidiana en las aulas. De este modo se propicia una transición desde la escuela conductista de la revolución industrial a la Escuela Refundada en el marco de la sociedad del conocimiento o de otro modo se posibilita el cambio necesario del paradigma conductista propio de la revolución industrial al paradigma socio-cognitivo propio de la revolución del conocimiento.

 

 

 

Actividades

Agenda 2014

A mis queridos amigos de la CEP:

El aguinaldo de este año nos invita a vivir el encuentro con Cristo: “Señor, queremos ver a Jesús” A imitación de Don Rua, como discípulos auténticos y apóstoles apasionados llevemos el Evangelio a los jóvenes. Esto significa repensar la pastoral de los jóvenes, poniendo en el centro el compromiso por la educación y la evangelización, promover experiencias compartidas de evangelización, promover, a nivel local Leer Más

Modelo Curricular

Salesiano Don Bosco

En la Institución Educativa “Salesiano Don Bosco” optamos por una propuesta curricular basada en capacidades – destrezas y valores -actitudes a través de contenidos y métodos. La capacidad es una habilidad general que tulipa o puede utilizar un aprendiz para aprender, y una destreza es una habilidad específica para aprender; y un conjunto de destrezas constituye una capacidad. Leer más

ACLES 2014

Una Experiencia única

Las activiidades curriculares de libre elección Salesiana (Acles) ofrece este año una gama de propuestas formativas en las siguientes disicplinas: Futbol, vasquet, voley, pin pon, ajedrez, fronton, natación, atletismo, danza, orquestina, coro, banda, Tics, etc. en los diferentes niveles y categorías. En el deporte el joven expresa su ser, sus ideas, sus comportamientos de manera espontánea, se crea el espacio para el descanso mental después de las faenas educativas. Leer más

ACLES 2014 #tab3
M. CURRICULAR #tab2
AGENDA 2014 #tab1


COPYRIGHT © COLEGIO SALESIANO DON BOSCO -
AREQUIPA CALLE SAN PEDRO 218 - CERCADO / TELF.: (054) – 223280

Subir