29 Set

130 años de presencia salesiana en nuestro Perú

Hace ya 130 años que los Salesianos de Don Bosco e Hijas de María Auxiliadora llegaron a tierras peruanas a sembrar las semillas del carisma salesiano entre la juventud. Más de 100 años siguiendo el sueño de San Juan Bosco, formando “Buenos cristianos y honrados ciudadanos”.

Con motivo de esta gran fiesta, la Basílica de María Auxiliadora de Lima acogió a la familia salesiana en un ambiente de oración, donde los cantos cobraron vida al sentirse la alegría de ser parte de esta gran obra.

 

 

La Santa Eucaristía fue presidida por el Padre Hugo Orozco sdb, Consejero Regional de Interamerica; acompañado por el Padre Manuel Cayo sdb, Inspector de los Salesianos en Perú; el Padre Humberto Chávez, Vicario Inspectorial y algunos Salesianos de Don Bosco.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del p. Manuel C. expresando lo siguiente: “Muchísimas gracias a toda la familia salesiana, empezando por las Hijas de María Auxiliadora, a quienes venimos acompañando los salesianos 130 años atrás; gracias por estar acompañándonos en este momento. Este cumpleaños es una ocasión para agradecer, para recordar y para relanzarnos”, seguido de los aplausos de los presentes.

Por su parte, el p. Hugo O., con la calidez y alegría que lo caracteriza, dirigió un mensaje lleno de cariño hacia la familia salesiana y a todos los jóvenes de las diferentes obras del país. A continuación, un breve extracto de su homilía:

Agradecer a Dios, que nos ama tanto, que ama a los jóvenes de una manera preciosa, a Dios que no ha dejado de ayudarnos a descubrir su predilección por los pequeños y por los pobres. Dios constantemente llama a los jóvenes a formar parte de su historia de salvación y los mira con un cariño especial. Dar gracias al Señor porque ha suscitado en la persona de San Juan Bosco un Padre, un Maestro y un Amigo que nos enseña cómo mirar a los jóvenes, como los mira Dios. Nos enseña en su empeño, en su espiritualidad, en su creatividad, hasta en su terquedad cómo Dios los busca y se hace cercano a ellos.

Gracias Dios por esta hermosa tierra de Perú, gracias porque en su gente siempre está presente una gran sensibilidad a tu presencia, gracias porque es una tierra llena de jóvenes hermosos con una gran potencialidad. Gracias Señor porque muchos de estos jóvenes en contacto con la naturaleza nos han enseñado tantas cosas. Hace 130 años has hecho posible tu providencia que estos ‘locos’ y ‘locas’ que creemos en el amor tan grande que tienes por los jóvenes, estamos empeñados en estas tierras. Gracias Señor por la tierra peruana que ha acogido a Don Bosco de una manera tan significativa. Fuimos invitados por la sociedad civil y la Iglesia que, interesada en que los jóvenes descubran un estilo en que Dios los ama, invitó a los Hijos e Hijas de Don Bosco a hacerse presente en estas tierras.

Hoy damos gracias por 130 años donde ‘locos’ y ‘locas’, siguiendo a Jesús, han dado su vida, su tiempo y su amor para que los niños, adolescentes y jóvenes se sepan amados por Dios. Con un amor especial, preferente, con un amor que no les excluye, un amor que busca hasta los últimos rincones, un amor que llena a los jóvenes que piensan que no merecen ser amados.

Gracias porque hoy somos testigos de la generosidad de hombres y mujeres que, dejando su país y su cultura, han venido y han amado nuestra cultura como si hubieran nacido aquí. Gracias Señor porque en estos 130 años has bendecido a esta Inspectoría Salesiana del Perú con muchos salesianos y salesianas misioneros. Gracias por que, a pesar de nuestras debilidades, sigues confiando en nosotros.

Palabras de gran aliento para seguir con este gran sueño que llegó a Perú un 28 de setiembre de 1891.

Como parte de la celebración, casi al finalizar la Misa, se compartió un audio donde se escuchó un canto Achuar entonado por el Padre Luis Bolla sdb, con motivo de la apertura del proceso de Beatificación y Canonización de este gran misionero salesiano.

Cabe destacar el gran desempeño musical del grupo que tuvo a cargo los cantos, conformado por chicos y chicas de la obra salesiana de Lima. Un motivo más para sentirse orgulloso de todo lo que implica ser parte del sueño de Don Bosco.

Debido a los protocolos de bioseguridad implementados en la Basílica, el aforo fue limitado y la Misa fue transmitida en vivo a través del fanpage de Salesianos del Perú.

Festejando los 130 años

Luego de la Misa, el p. Manuel Cayo invitó a los presentes a participar de una pequeña, pero significativa, celebración en el patio de la Inspectoría.

 

 

Abrió el momento el Inspector con la presentación de los 13 misioneros y misioneras que se embarcaron hace 130 años en esta gran misión. Acto seguido se presentó un video donde se observó los inicios de la Congregación Salesiana en Perú y cómo se ha ido transformando y fortaleciendo a lo largo de los años.

Como un segundo regalo, los chicos y chicas del Movimiento Juvenil Salesiano de Perú presentaron una canción titulada “Nos Mueve la Esperanza”, que refleja todo el sentir palpitante de amor y agradecimiento a la familia que los ha visto crecer como personas de esperanza y fe.

El tercer regalo lo presentó la Escuela de Marinera “Todas las Sangres”, con un despliegue de danzas típicas de la costa, sierra y selva del Perú. Todo un espectáculo que se ganó los aplausos de todos los presentes.

Como broche de oro, el p. Hugo O. dio las ‘Buenas Tardes’ agradeciendo la grata presencia de cada grupo de la familia salesiana, de manera especial a los jóvenes que son el corazón de la misión salesiana en el mundo.

 

Fuente: Salesianos Perú

 

Fuente: Salesianos Perú